Posición fetal, de costado, boca arriba, boca abajo… las posturas en las que solemos dormir pueden ser muy variadas. ¿Cuál sueles utilizar tú? ¿Sueles moverte mucho cuando duermes o eres de los que se despierta en la misma posición en la que se acuesta? Hoy hemos decidido analizar a fondo la que según los profesionales es la mejor postura para dormir. Y es que no solo el colchón y la almohada pueden conseguir que durmamos mejor, nuestra posición es más importante de lo que parece y puede tener repercusión directa sobre nuestra salud. Te lo contamos a continuación:

La mejor postura para dormir es…

Sin más dilación te revelamos el secreto para que lo pongas en práctica desde ya. La mejor postura para favorecer el descanso y la actividad nocturna de nuestro organismo es dormir sobre nuestro lado izquierdo. Y te preguntarás; ¿Por qué? Pues hemos recopilado una serie de motivos por los que deberías elegir esta postura para dormir. Y al mismo tiempo también te contamos algunas contraindicaciones de las demás posturas. Vamos allá.

Menos acidez estomacal: Cenar en exceso o acostarnos sin haber dejado pasar tres horas desde que cenamos puede favorecer la aparición del reflujo o acidez estomacal. Otros hábitos como beber alcohol por la noche también pueden producir este malestar. Si sueles padecer este problema prueba a dormir sobre tu lado izquierdo y verás como la acidez hace acto de presencia con menor asiduidad y con una menor intensidad.
Mejora el sistema nervioso: Dormir sobre nuestro lado izquierdo también le aporta beneficios a nuestro sistema nervioso. Esta postura permite que el cerebro y la médula espinal se regeneren con mayor facilidad durante las horas de sueño. De hecho diferentes estudios llevados a cabo en universidades norteamericanas confirman que esta posición combate el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.
Es buena para el embarazo: Durante los últimos meses de gestación es complicado encontrar una postura con la que descansar, ya que el volumen de la barriga y los movimientos del pequeño impiden que descansemos con normalidad. Durmiendo sobre nuestro lado izquierdo conseguimos que la sangre llegue a la placenta con mayor facilidad y de que esta alcance un mayor número de nutrientes.

¿Por qué no son recomendables las demás posturas?

Toda postura que no sea dormir sobre nuestro lado izquierdo tiene algún inconveniente. Si dormimos boca arriba es probable que no padezcamos problemas de columna, ya que es la mejor manera de que la espalda se mantenga alineada. No obstante, si no respiramos como es debido es muy probable que los ronquidos hagan acto de presencia.

La postura sobre la que no debemos dormir nunca es boca abajo. Esto se debe a que al hacerlo ejercemos demasiada presión sobre nuestros músculos y articulaciones, por lo que nos levantaremos más cansados de los que deberíamos. Nuestras cervicales también se verán afectadas ya que el cuello descansa en una mala postura. Y por último también los pulmones sufrirán en exceso para mantener una respiración correcta, ya que el peso que ejerceremos sobre ellos no será beneficioso en ningún caso.

Ya lo has visto, dormir sobre tu costado izquierdo es la mejor postura que puedes utilizar para descansar. Pero desde Ecomtalasser queremos recordarte que además de la posición en la que duermas es importantísimo que dispongas de un colchón de calidad para garantizar un correcto descanso. ¡Si estás pensando en probar el descanso natural y ecológico llámanos!