¿Has sufrido alguna vez dolor cervical? Realmente, el principal culpable de muchas cervicalgias son las malas posturas (al dormir, caminar, sentarte, coger el bolso…) y, sobre todo, el estrés del día a día que tensiona toda la musculatura del cuello, la contractura y provoca dolor. A continuación te daremos algunos consejos para aliviar el dolor cervical. Consejos posturales para aliviar el dolor cervical.

Dormir: A la hora de dormir se deberá mantener una posición recta del cuello. Si la persona duerme boca arriba, la almohada deberá ser baja y si duerme de lado, sobre un hombro, deberá ser un poco más alta, lo suficiente para que el cuello permanezca en una posición horizontal.

cómo aliviar el dolor cervical

Estar sentado: Se recomienda sentarse en sillas altas, con respaldos rectos. Es importante evitar los sofás excesivamente blandos y hay que sentarse siempre recto, con la espalda bien apoyada en el respaldo, y no en el borde de la silla o con el tronco girado. Si la persona debe permanecer sentada durante mucho tiempo, se recomienda el uso de asientos anatómicos, con una pequeña curva a nivel lumbar y utilizar asientos con reposabrazos, o apoyar los brazos sobre la mesa.

En el trabajo: Hoy en día hay muchas personas que están tele trabajando, y por lo tanto, pasan más tiempo sentadas. Es importante evitar sentarse en el borde del asiento, ya que deja la espalda sin apoyo, y no se siente inclinando o con el peso hacia un lado, y los asientos blandos, los que no tengan respaldo y aquéllos que nos quedan demasiado grandes o pequeños.

Subir y bajar objetos: Para hacerlo correctamente hay que agacharse flexionando las rodillas, con la espalda recta y elevar el peso llevando la carga lo más cerca posible del cuerpo. Nunca hay que coger pesos con la espalda flexionada y para transportar objetos, se deberán colocar lo más cerca posible del cuerpo. Si es posible, se deberá repartir el peso entre las dos manos y usar ayudas para el transporte como maletas con ruedas o un carro de la compra.

dolor en las cervicales

Además de las malas posturas, otro de los causantes del dolor cervical son las mochilas o los bolsos utilizados de forma incorrecta o con el peso inadecuado. Por este motivo, es recomendable no llevar pesos elevados en bolsos y colocarlos de modo que acerquemos lo máximo posible la carga al centro del cuerpo.

¿Frío o calor?

Habitualmente se recomienda más calor que hielo y la razón es que el calor realiza una función vasodilatadora del sistema circulatorio y beneficia la zona al crear una hipertermia que provocará una distensión de las fibras musculares, además del efecto relajante de las temperaturas elevadas. Esperemos que nuestros consejos te hayan gustado y te ayuden a aliviar el dolor.