La salud de nuestras piernas juega un papel fundamental en nuestro descanso. A primera vista puede parecer que no es así, ya que el hecho de que nuestras extremidades inferiores estén cansadas debería conseguir que nos durmiéramos más rápido debido al agotamiento. Pero a la hora de la verdad es todo lo contrario, los problemas de circulación pueden provocarnos varices, sensaciones desagradables como el hormigueo o los calambres, y por lo tanto pueden convertir una madrugada placentera en un periodo de tiempo interminable.

El frenético ritmo de vida al que nos vemos abocados provoca que nuestra circulación, y más concretamente nuestras piernas, padezcan con facilidad algún tipo de problema. Por dicho motivo hoy Ecomatalasser te trae una serie de remedios naturales que te ayudarán a suavizar este problema y, como no podía ser de otra manera, también a dormir mejor.

Infusión de naranjo amargo

Si no habías oído hablar de él este será para ti un gran descubrimiento. El naranjo amargo es un árbol cítrico cuyas hojas actúan como un potente relajante que combate problemas tales como la ansiedad y el estrés. Además de eso también es conocido por su gran efectividad ante los molestias que provoca la mala circulación de la sangre. Gracias a que refuerza los capilares consigue disminuir el porcentaje de posibilidades de padecer varices, además también actúa como un potente antiinflamatorio sobre una de las zonas más perjudicas para aquellas personas que por motivos laborales pasan la mayor parte del día de pie; los tobillos. La manera ideal de tomarlo es a través de una infusión.

Zumo de uva y naranja

Los remedios naturales rara vez tiene un sabor desagradable, pero en este caso hablamos de un remedio tan sabroso como beneficioso para la salud. En este caso es un rico zumo, pero ojo, no vale acercarte al supermercado más próximo y comprar algún néctar embotellado eh, ni mucho menos tendrá los mismos beneficios que uno recién exprimido por nosotros mismos. Las frutas elegidas para este jugo anti mala circulación son la uva y la naranja. La naranja, gracias a su alto contenido en vitamina C reforzará nuestras defensas y por lo tanto también nuestros capilares. Y la uva es rica en flavonoides, una sustancia producida por la misma fruta que evita lesiones musculares y minimiza posibles infecciones.

Zumo de remolacha y perejil

Ahora que se han puesto tan de moda lo zumos “detox” este podría ser perfectamente uno de ellos. Tanto la remolacha como el perejil son dos antioxidantes naturales, una propiedad que permite que nuestra sangre se depure con mayor facilidad. Además la remolacha ayuda a que los vasos sanguíneos se dilaten, un factor esencial para que no padezcamos problemas de circulación en las piernas.

Semillas de castaño de indias

Las semillas de castaño de indias tienen un gran parecido con las castañas de toda la vida que solemos comer en nuestro país, pero no son lo mismo. Resultan difíciles de encontrar, por lo que lo más fácil es acudir a un herbolario en el que consigamos algún tipo de derivado. ¿Y por qué molestarnos tanto en conseguirlas? Pues porque gracias a ellas reduciremos la inflamación que provocan las varices y mejoraremos la función de las válvulas de nuestras arterias.

Como podéis comprobar los remedios naturales para combatir los problemas de circulación en las piernas son casi sin excepción de lo más sabrosos. Si padecéis varices, hormigueos o calambres desde Ecomatalasser también os recomendamos que durmáis con los pies en alto. Basta con poner una almohada o una manta bajo el colchón en la zona de las piernas. ¡Esperamos que estos remedios os ayuden!

Quizás también pueda interesarte: Síndrome de las piernas inquietas; ¿Qué es y cómo puedo combatirlo?