Ha llegado el otoño. Lentamente el día se va acortando, signo inequívoco de que el verano ha quedado atrás y de que las temperaturas, poco a poco, van descendiendo. A pesar de que sus efectos aportan una gran belleza a los paisajes naturales, el otoño no suele estar entre las estaciones favoritas de la gente. Su llegada poco después de la vacaciones estivales no suele ser bien recibida, y además puede traer consigo una serie de adversidades anímicas conocidas como astenia otoñal. Hoy desde Ecomatalasser os queremos compartir algunos consejos para hacerle frente a este angustioso estado psicológico, ya que además de cambios de humor, decaimiento y apatía también puede provocar problemas para dormir. ¿Te interesa conocerlos? ¡Pues vamos allá!

Actividad física

La vida sedentaria no le hace ningún favor a tu salud física ni mental. Es cierto que, como hemos comentado antes, el otoño trae consigo una reducción de horas de luz y algún que otro chubasco, la excusa ideal para quedarnos en casa y no salir a hacer deporte. Si padeces astenia otoñal todavía tendrás menos ganas de correr, montar en bici o simplemente salir a pasear. En cierta medida tienes que auto obligarte a hacerlo. Lo verdaderamente complicado será tomar la decisión de calzarte tus zapatillas deportivas y salir por la puerta, en el momento en que ya estás 100% activo practicando el deporte que más te guste agradecerás el esfuerzo que has hecho tomando esa decisión. ¡Recuerda! ¡La actividad física es vital para evitar y superar los problemas anímicos!

Nada de cafeína

De acuerdo, puede parecer contradictorio, ya que la astenia otoñal suele hacer que nos sintamos decaído y poco motivados, por lo que a primera vista parece que un café puede sernos de gran ayuda. El café o las bebidas excitantes como la Coca Cola conseguirán activarnos físicamente, pero no le harán ningún favor a nuestro estado de nervios, y debes recordar que la astenia otoñal es precisamente eso, un problema nervioso. Además, como ya hemos comentado, la astenia puede provocar problemas para dormir, por lo que consumir bebidas con cafeína puede ser el detonante de una noche con los ojos abiertos como platos.

Dieta antidepresiva

¡No solo los medicamentos pueden hacer frente a los problemas nerviosos! Algo tan simple como nuestra alimentación puede combatir al decaimiento y la apatía. Si nos sentimos bajos de ánimo y faltos de fuerza debemos incluir en nuestra dieta alimentos tales como el pollo, la leche, el pavo, la soja, la piña, el queso o el plátano. ¿El motivo? Pues que todos estos productos además de ser muy sabrosos tienen un alto contenido en triptófano y por lo tanto facilitan la producción de serotonina, hormona que mejora nuestro estado de ánimo.

Mantener la mente ocupada

A veces pensar demasiado no es bueno para la salud. Por lo tanto en momento de decaimiento debes mostrarte activo tanto física como mentalmente. Con ello nos referimos a que realices actividades que te mantengan tu mente distraída. Hoy en día existe un amplio abanico de aplicaciones móviles a modo de pasatiempo, incluso algunas de ellas van completamente enfocadas al desarrollo de la memoria y la actividad cerebral. Puedes decantarte por ellas o bien optar por algo mucho más simple y reconfortante como leer un buen libro. El objetivo principal de todo ello es mantener los pensamientos negativos bien lejos, utiliza el recurso que prefieras para conseguirlo.

En Ecomatalasser somos unos férreos defensores del otoño. El entorno privilegiado en el que nos encontramos (Casserres) hace que valoremos todo lo positivo que nos aporta esta estación del año. Si tú también quieres disfrutarla al máximo sigue estos consejos para combatir la astenia otoñal. ¡Viva el otoño!