¡Se acabó lo bueno! Si has tenido vacaciones desde Ecomatalasser deseamos que las hayas disfrutado al máximo. Sabemos que la vuelta a la rutina es dura, y que hasta que no hayan transcurrido unos días será complicado habituarse de nuevo a la jornada laboral. Por eso, y para ayudarte a que te acostumbres rápidamente a tu ritmo de vida habitual, hoy te traemos algunos consejos para que consigas dormir bien una vez acabado tu periodo vacacional. ¡Aquí los tienes!

¡Olvídate de las cenas copiosas!

Estamos acostumbrados a que durante las vacaciones todo vale. Hemos estado trabajando muy duro durante todo un año, y una vez llegada la recompensa en forma de tiempo libre decidimos dar rienda suelta a los excesos. Las cenas ligeras suelen brillar por su ausencia, algo que no suele afectar demasiado a nuestro descanso ya que durante ese periodo de tiempo solemos acostarnos más tarde y ya hemos hecho la digestión. Pero con la vuelta de la rutina laboral todo cambia. Nos metemos antes en la cama, así que las cenas deben ser ligeras y lo más saludables posible para poder dormir como es debido.

Vuelve a instaurar una rutina de sueño

¡Muy importante! Los primeros días después de tus vacaciones te costará un poco, pero una vez estés habituado a ella te vendrá de perlas para descansar. Puedes crear tu rutina de sueño cenando mínimo un par de horas antes de acostarte, metiéndote en la cama más o menos a la misma hora cada día y fijando el despertador para un mismo horario todos los días de la semana. Estos hábitos pueden llegar a garantizarte 7 horas de sueño placentero por noche.

Mantente hidratado… ¡Pero con agua!

Es evidente que hay casos de todo tipo pero por norma general durante las vacaciones suele descender nuestro consumo de agua. Los refrescos y bebidas como por ejemplo la cerveza tienden a estar presentes en nuestro día a día, algo que debemos modificar una vez finalizado el periodo vacacional. Es momento de volver a las buenas costumbres y de mantenerse hidratado de la manera más saludable posible. Además en verano la hidratación es un factor fundamental para que podamos descansar como es debido.

Aléjate de los aparatos tecnológicos.

Seguro que estas vacaciones te has pasado horas tirado en la cama con tu portátil, tu tablet o tu teléfono móvil antes de acostarte. Claro, es bastante normal porque probablemente no tenías que madrugar a la mañana siguiente. Pero una vez hayamos vuelto al trabajo tenemos que intentar evitar este tipo de costumbres, ya que al contrario de lo que pueda parecer utilizar estos aparatos antes de dormir puede jugarnos una mala pasada. Y es que mucha gente no lo sabe, pero lo que realmente consiguen es activar nuestra mente, algo que no es precisamente recomendable si lo que buscamos es la relajación previa al sueño.

Deporte sí, pero no antes de acostarte

Como si de Año Nuevo se tratara el fin de las vacaciones también supone la fecha ideal para proponerse nuevos retos. Uno de ellos, quizás el más conocido, consiste en acudir al gimnasio o realizar algún tipo de actividad física con cierta regularidad. Es una magnífica idea, el deporte siempre es bien recibido por nuestro organismo y tiene múltiples beneficios para la salud. Ahora bien, debemos practicarlos al menos dos horas antes de acostarnos. ¿El motivo? Realizar prácticas deportivas de cierta exigencia antes de meternos en la cama no nos ayudará a dormir. Por muy cansados que podamos estar nuestro cuerpo estará activo, y hasta que no logre relajarse no seremos capaces de conciliar el sueño.

Tras las vacaciones la vuelta al trabajo suele ser una etapa poco agradable para mucha gente. Para poder coger el ritmo y que la reincorporación sea lo más satisfactoria posible es importante dormir bien. Desde Ecomatalasser esperamos que a través de estos consejos los logréis.