Desde hace unas horas podemos decir oficialmente que estamos en verano. Un año más se esperan temperaturas altas que nos permitan disfrutar de días de playa y de todo tipo de actividades al aire libre. Pero el calor también tiene sus inconvenientes. El principal es que suele provocar un descanso deficiente. Las noches se convierten en largos periodos de tiempo en los que resulta prácticamente imposible conciliar el sueño. ¿Te sientes identificado con lo que lees? Entonces te interesará saber qué puedes hacer para dormir bien en los próximos meses. ¡Allá vamos!

Utilizar ropa de cama de algodón

Podemos pensar que en los meses más calurosos del año la ropa de cama es lo de menos. Al fin y al cabo, al no necesitar algo con lo que taparnos, no debería resultar importante para poder descansar correctamente. Pero si pensamos eso estamos del todo equivocados. Durante el verano es primordial que tanto el pijama que utilicemos como las sábanas y el cubre colchón sean de algodón. ¿Por qué? Pues porque el algodón es el tejido que mejor transpira, motivo por el que nos ayudará a dormir un poco más frescos.

Bebe mucha agua durante el día

Así como lo oyes. Si quieres dormir bien por la noche durante los meses de julio y agosto tienes que hacer los deberes durante el día. La hidratación es fundamentan ante las olas de calor, de manera que debemos beber agua de manera abundante durante las horas de luz. Ya sea en el trabajo o en cualquier otro lugar lleva siempre a mano líquido con el que hidratarte. Lo recomendable es que sea agua, pero en su defecto también puedes optar por infusiones frías o zumos naturales exprimidos en casa. Puede que no le encuentres demasiada relación, pero lo notarás. Estar bien hidratado nos ayudará a dormir mejor por la noche.

Evita tener el aire acondicionado encendido toda la noche

Es lógico pensar que el principal remedio contra el calor es el aire acondicionado. Y que dormir tapado en pleno mes de agosto es una tentación a la que es difícil resistirse. Pero si abusamos de dicho recurso nuestra salud puede verse perjudicada con catarros y dolores de garganta. Lo ideal es encenderlo unos minutos antes de acostarnos, para que la habitación quede lo más fresca posible antes de meternos en la cama. También tenemos la opción de utilizar un ventilador convencional, un método algo más rudimentario pero mucho menos nocivo para nuestro organismo, ya que lo que consigue el aparato es simplemente remover el aire de la habitación.

¡Gana la guerra contra los mosquitos!

El principal inconveniente de las noches de verano es el calor, pero no es el único. Las altas temperaturas suelen traer consigo la presencia de mosquitos, molestos insectos que pueden convertir una plácida madrugada en una auténtica pesadilla. ¿Qué puedes hacer para combatir su presencia en tu habitación? El remedio más fiable es colocar mosquiteras en las ventanas de casa, permitiendo el acceso de aire pero no de mosquitos. Pero como también es el recurso más caro puedes probar colocando una planta de citronela o lavanda en la repisa de tu ventana. Estas dos variedades son especialmente efectivas ante estos insectos ya que los repelen, actuando como barrera para que no puedan acceder a tu dormitorio.

Date una ducha fría antes de acostarte

Meterte en la cama sudando es lo peor que puedes hacer. La relajación previa al sueño solo se consigue si estamos a gusto, de manera que es importante que nos acostemos con una temperatura corporal óptima. Una ducha con agua fría antes de ir a dormir será mano de santo para que nos durmamos al poco de intentarlo. Tampoco es necesario que el agua esté helada, ya que nos dejará demasiado despejados como para caer rendidos.

Ya lo sabes. Se aproximan los meses más calurosos del año y con ellos las dificultades para pasar una noche agradable. Sigue los consejos de Ecomatalasser y tu descanso será tan placentero como fresco.