Uno de los principales problemas que puede ocasionar dormir sobre un colchón de baja calidad es el dolor de espalda. Esta molestia tan típica a partir de los 40 años de edad no solo puede aparecer debido a un descanso deficiente. Pasar muchas horas sentado, levantar peso con frecuencia y llevar una vida sedentaria son también algunos de los hábitos que pueden favorecer su aparición.

Si sueles padecer dolores de espalda con frecuencia ya debes haberlo probado todo. Plantillas para los pies, fajas compresivas o incluso terapias alternativas como la acupuntura. Hoy te contamos la manera de combatir este problema a través de un método mucho menos conocido. Ya sea porque tu colchón no es el adecuado o porque tus hábitos no favorecen a tu espalda el método Egoscue seguro que te será de gran ayuda.

¿Qué es el método Egoscue?

Es posible que no lo hayas escuchado nunca. Si es así te contamos en que consiste esta terapia de ejercicios especialmente recomendada para personas que sufren todo tipo de dolores y afecciones en la espalda. En la gran mayoría de los casos estas molestias llegan debido a una mala postura, por esto motivo es beneficioso restaurar el balance muscular y el alineamiento óseo a través de esta rutina de movimientos.

Posiciones del método Egoscue

Espalda estática

Para empezar necesitamos dos objetos con los que poder llevar a cabo esta serie de ejercicios. Una esterilla en la que reclinarnos y algo sobre lo que podamos apoyar nuestras piernas como por ejemplo una cajonera, una silla o un taburete. Empezaremos tumbándonos boca arriba y colocando nuestras piernas sobre la plataforma que hayamos escogido formando un ángulo recto. Nuestras manos pueden estar sobre nuestro abdomen o sobre la esterilla, pero siempre con las palmas hacia arriba. A partir de ese momento puedes comenzar a respirar de manera lenta y pausada, intentando que tu espalda quede lo más relajada posible.

Estiramiento inguinal

El siguiente paso debe realizarse en la misma postura que el anterior, solo que en vez de tener las dos piernas levantadas tan solo deberemos tener una reposando sobre la silla o el taburete que estemos utilizando. La otra pierna debemos tenerla en el suelo encargándonos de esté perfectamente alineada con nuestra espalda. Lo ideal es mantener esta postura durante 10 minutos y al acabar volver a repetirla durante el mismo periodo de tiempo pero con las piernas cambiadas.

Extensión estática

Llega el momento de despegar nuestra espalda del suelo. En este caso debemos ponernos sobre la esterilla a cuatro patas, intentando que nuestras manos queden perfectamente alineadas bajo nuestros hombros. A partir de ahí el ejercicio consiste en dejar caer nuestra cabeza de manera en que esta quede colgando y nuestro cuello no ejerza ningún tipo de fuerza por mantenerla erguida. Lo mismo debemos hacer con la zona lumbar, dejando que forme una pequeña curva hacia el suelo. Con esta postura le recordamos a la espalda cual es la posición adecuada para evitar las molestias.

Rotación espinal

Volvemos a colocarnos tumbados boca arriba sobre la esterilla para realizar el último ejercicio. En este caso intentaremos mantener la espalda pegada al suelo pero colocaremos las piernas juntas de lado y en posición fetal. A partir de ahí se trata de levantar el brazo como si apuntaras al techo y dejarlo caer muy despacio hacia la dirección contraria en la que tienen dobladas las piernas. Tras mantener esta posición durante un minuto cambia de lado y vuelve a repetir los pasos.

Desde Ecomatalasser esperamos que el método Egoscue te ayude a superar tus molestias de espalda. Si crees que el dolor es debido a que duermes sobre un colchón poco adecuado para tus características te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros para que podamos asesorarte.