En Ecomatalasser ofrecemos lo que podría denominarse como un “descanso a la carta”. Y no solo nos referimos a que nuestros clientes pueden elegir algunos aspectos del diseño de nuestros colchones, sino más bien a que teniendo en cuenta sus características físicas y sus posibles problemas de salud confecciones las piezas de descanso que pueden ser más beneficiosas para ellos. Y es que hoy en día las grandes empresas dedicadas a la fabricación de material relacionados con el sueño ofrecen un amplio abanico de productos, pero pocas ofrecen un trato personalizado para cubrir al máximo las necesidades concretas de quien acude a ellos.

Todos somos diferentes. Por mucho que podamos compartir una serie de características cada persona es un mundo, y por lo tanto lo que a uno puede serle de gran ayuda a otro puede incluso resultarle perjudicial. Hoy repasamos dos tipos de colchón que podemos encontrar en el mercado, especificando en qué casos son recomendables cada uno de ellos. Eso sí, recuerda que si lo que quieres es un descanso saludable y ecológico al 100% los productos de Ecomatalasser están elaborados con materiales totalmente naturales.

Colchones de látex

Los colchones de látex se fabrican a través de este material extraído del árbol del caucho, aunque por desgracia también existe otro tipo de látex elaborado de manera sintética. Para los que no lo conozcan es una especie de espuma pero mucho más densa y pesada que las anteriormente mencionadas. Este tipo de colchón es idóneo para ganarle la batalla a los ácaros, ya que en su interior no hay burbujas de aire donde estos microorganismos puedan sentirse cómodos.

Futón japonés

Ideal para personas acostumbradas a dormir sobre superficies duras. El futon japonés está elaborado a base de capas de algodón prensado, por lo que apenas dispone de amortiguación. Respecto a las demás posibilidades esta es sin duda la que mayor conciencia toma con el medio ambiente, aunque también es cierto que con el tiempo tiende a desintegrarse obligando cambiarlo por uno nuevo.

¿Cómo elegir el colchón adecuado?

En función de tus características necesitarás un tipo de colchón u otro. Por ejemplo, si eres una persona bastante propensa a dormir boca arriba lo ideal es que te decantes por un colchón con firmeza, que permita que tu columna se mantenga lo más recta posible durante la noche. Si en cambio sueles dormir de lado el colchón puede ser un poco menos duro, para que el cuerpo se adapte a tu postura. Y si eres de los que duerme boca abajo entonces puedes decantarte por un colchón blando que nos evite la opresión que podemos sentir en el pecho si lo apoyamos toda la noche sobre una superficie extremadamente dura.

Teniendo en cuenta nuestra movilidad durante las horas de sueño también podemos decantarnos por diferentes opciones. En caso de que te muevas mucho mientras duermes estaría bien que tu colchón sea relativamente firme pero sin pasarse, para que al darnos la vuelta no se provoquen malos gestos que nos produzcan algún tipo de molestia al despertar. Si en cambio eres de los que amanecen en la misma postura en la que se acostaron entonces será mucho mejor que tu colchón sea lo más firme posible, ya que si apenas te mueves no deberías tener ningún tipo de dolor cervical o de espalda.

Ya lo sabes. En función de cómo duermas necesitas un tipo de producto muy concreto. Por este motivo desde Ecomatalasser nos ponemos a tu disposición para cubrir todas tus necesidades en cuanto a descanso se refiere. Cuéntanos como duermes y elaboraremos el colchón ideal para ti.