Ecomatalasser

About Ecomatalasser

This author has not yet filled in any details.
So far Ecomatalasser has created 199 blog entries.

Anécdotas sobre la cama y el dormir

Tomarse un vaso de leche caliente, leer, escuchar la radio… son muchos, y muy diferentes los hábitos o manías que cada uno tiene y hace cuando va a dormir o cuando se levanta.

Mirar debajo de la cama antes de acostarse, por ejemplo, es un ritual antiguo que se hace para asegurar que no hay ninguna presencia extraña bajo la cama. Antiguamente, se decía que este rincón era uno de los escondites preferidos del diablo. El refrán catalán “A las doce de la noche, corre el diablo por debajo de la cama” ya lo demuestra.

Muchas veces decimos, o sentimos alguien que comenta “Hoy, me he levantado con el pie izquierdo”, una frase hecha que se ha incorporado a nuestro lenguaje cotidiano. Este refrán explica que las cosas no salen como uno quiere, que alguien ha empezado mal el día. Ecomatalasser en su trabajo, escucha y se interesa por conocer los habitos, costumbres y cultura popular. Nos puedes encontrar en Biocultura Barcelona, Madrid o Valencia, donde podrás ver i comprobar los beneficios de nuestros productos artesanales

Y es que hay personas muy supersticiosas que siguen un ritual, también a la hora de levantarse y sobre todo a la hora de hacer la cama. Los hay que creen que dejar la cama sin hacer puede traer mala suerte. Otros piensan que el viernes es un mal día para girar el colchón, ya que puede comportar una semana de problemas, y otros son muy meticulosos y maniáticos cuando ponen las sábanas o escogen la almohada.

Casi todo el mundo tiene su propio ritual a la hora de acostarse, de levantarse o incluso de hacer la cama a la mañana siguiente, ¿cuál es el tuyo?

By |marzo 22nd, 2017|Ecomatalasser|0 Comments

El sueño profundo

El sueño es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para conseguir nuestro pleno rendimiento.

Las necesidades básicas de sueño se sitúan sobre unas 4 o 5 horas de sueño cada 24 horas. El resto de horas que dormimos ayudan a mejorar nuestro bienestar y calidad de vida. Así, el punto óptimo de descanso se encuentra con 8,3 horas. Ahora bien, estas necesidades varían en función de cada persona y cada momento de la vida.

Cada noche, cuando dormimos, pasamos por diferentes fases o estadios del sueño que se van repitiendo con un patrón.

En primer lugar, la fase de sueño no REM, la constituyen cuatro estadios, en los que el sueño se va profundizando. El tono muscular va descendiendo, nuestro cuerpo queda cada vez más relajado e inmóvil, así como el ritmo respiratorio y cardíaco. La etapa 3 marca la transición hacia el sueño profundo.

Unos 90 minutos después de dormirnos, aparece por primera vez la fase de sueño REM (Rapid Eye Movement). En esta etapa la actividad cerebral es rápida, provocada por los sueños. La fase también se caracteriza por la aparición de movimientos oculares rápidos, de ahí su nombre.

A lo largo de la noche, esta fase se va alternando con el sueño no REM, aunque la mayor parte de sueño REM se produce al final de la noche. Por este motivo, como más tarde nos levantamos, más probabilidades tenemos de recordar los sueños.

Como curiosidad, cabe destacar que según un estudio de la Universidad de Sydney, el contacto con la manta de lana sobre el cuerpo, aumenta la duración de la fase REM del sueño. Por tanto, el Ecomatalasser recuerda la importancia que tienen los […]

By |marzo 15th, 2017|Ecomatalasser|0 Comments

La duración del colchón

Un colchón se debe cambiar como máximo cada 10 años. Desde la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) se recomienda que pasado el tiempo de vida útil del colchón, éste se renueve. Sin embargo, en España la media de vida útil que se da al colchón es de 12 años y medio. Los españoles, son de hecho, los europeos que más tardan en renovar el colchón. Austriacos y holandeses, por el contrario, son los que lo cambian más frecuentemente, cada 8 años. Así, no es casualidad que estos países tengan las mejores estadísticas en descanso.

De hecho, según un estudio de la asociación ASOCAMA más del 30% de la población española no descansa sobre un colchón adecuado y saludable. Y un 68% de los entrevistados admitió cambiarlo sólo cuando había un desgaste o rotura muy evidente. Por lo tanto, hay poca concienciación por parte de los ciudadanos sobre este tema, a pesar de ser muy importante.

Y más, teniendo en cuenta, que si seguimos durmiendo en un equipo deformado, que tiene entre 8 y 10 años, probablemente nos levantaremos con cansancio y dolores musculares que afectarán a la larga negativamente a nuestra salud.

En el caso de los colchones naturales que fabricamos en Ecomatalasser, tienen unas características propias relacionadas con su vida de uso. La mayoría de ellos, se pueden renovar y reutilizar, ya que están fabricados con productos de origen natural y su composición está libre de elementos químicos y tóxicos. Nos puedes encontrar en Biocultura Barcelona, Madrid o Valencia, donde podrás ver i comprobar los beneficios de nuestros productos artesanales

By |marzo 8th, 2017|Colchones @es|0 Comments

El cabecero de la cama

El uso del cabecero hoy en día es básicamente decorativo, a la vez permite apoyar la espalda cuando estás sentado sobre la cama leyendo, comiendo o mirando la televisión. Antiguamente, pero, esta pieza era clave para entender la estructura de la cama, ya que ayudaba a soportar las patas de éste.

Lo cierto es que el cabecero, ayuda a dar más estabilidad y consistencia a la cama cuando nos movemos, porque es una pieza que enmarca la cama. Además, se puede considerar un elemento útil ya que evita que nos demos golpes con la pared.

Los cabeceros antiguos solían estar fabricados de madera maciza o de metal con piezas soldadas. Los cabeceros modernos actuales, en cambio, están formados por una sola pieza rectangular o cuadrada.

Además, según el tipo de material con que están fabricados podemos encontrar una gran variedad de cabeceros. Desde los de madera, que suelen ser los más habituales, los fabricados con forja que buscan un estilo más rústico y vintage, de tela o los hechos con tapices de piel, de cuero o de imitación de algunos de estos dos materiales.

Desde el Ecomatalasser recomendamos que cada uno escoja y compruebe el cabezal que más se adapte a sus necesidades, sin olvidar que es una pieza que nos ayudará a tener una estructura más consistente. Nos puedes encontrar en Biocultura Barcelona, Madrid o Valencia, donde podrás ver i comprobar los beneficios de nuestros productos artesanales

By |febrero 22nd, 2017|Ecomatalasser|0 Comments

La altura de la cama

Estamos acostumbrados a fijarnos en dos medidas principales de la cama; la anchura y la longitud. La altura pero, también es una medida importante que está totalmente relacionada con las otras dos, porque acaba influyendo en nuestro confort más de lo que nos imaginamos.

Teóricamente, la altura perfecta de una cama es aquella que, una vez sentados en el colchón, al poner los pies en el suelo, las piernas formen un ángulo recto. De esta forma, tanto a la hora de acostarnos como de levantarnos lo hacemos sin forzar la zona lumbar.

En el caso de España, históricamente se han utilizado camas con una altura inferior respecto algunos países de Europa o Estados Unidos. Esta tendencia, pero ya no es tan común y se ha ido corrigiendo. Así, de mediana la altura de la cama oscila entre los 50 y 55 centímetros.

Como criterio general, es mejor que la cama sea más bien alta, ya que de esta manera, nos podremos levantar haciendo menos esfuerzo. Ahora bien, en el caso de las personas mayores hay que vigilar que no haya demasiada altura, ya que puede crear una sensación de inseguridad y hay más posibilidad de caídas.

Así pues, podemos determinar la altura idónea según dos factores, nuestra propia fisonomía y los centímetros que se hunde el colchón una vez estamos sentados.

Desde Ecomatalasser recordamos que esta es la altura media de la mayoría de las camas, y en ningún caso la única, ya que cada persona puede requerir medidas diferentes para que el descanso sea lo más cómodo posible. Nos puedes encontrar en Biocultura Barcelona, Madrid o Valencia, donde podrás ver i comprobar los beneficios de nuestros productos artesanales.

By |febrero 15th, 2017|Recomendaciones|0 Comments

¿Duermes en un colchón sano?

A la hora de escoger un colchón nos fijamos mucho en su firmeza y comodidad, en su precio e incluso en su estética, pero pocos indagamos en cómo pueden afectar a nuestra salud los materiales de que está hecho o qué impacto ambiental tiene su fabricación. Como ya expusimos en la entrada “El sueño reparador”, el sueño tiene una importante función reparadora en nuestro organismo, de ahí que deberíamos intentar dormir en un espacio lo más saludable posible. Si el colchón, la almohada o incluso la ropa de cama están llenos de químicos tóxicos, el sistema inmune deberá combatir estos, en lugar de cumplir su función reparadora.

En los colchones convencionales de hoy en día, los materiales utilizados más comunes incluyen telas y productos sintéticos derivados de la industria petroquímica. La lista de ingredientes puede incluir poliéster, poliuretano, espuma de poliestireno, nylon, etc.

Además, están tratados con ciertos químicos, llamados retardantes de llama, para reducir su característica inflamable entre los que se encuentran el formaldehído, el ácido bórico y la melamina. Estos retardantes de llama se acumulan en los tejidos de los humanos y según muestran algunas investigaciones, pueden tener efectos peligrosos para la salud, incluyendo alteraciones hormonales, irritación crónica de los pulmones y de los conductos nasales, problemas de la piel o dolores de cabeza.

Además, su impacto ambiental es grande, ya que la mezcla de los materiales y los productos con que son tratados hacen que no sean fácilmente reciclables al finalizar su vida útil.
De hecho, cada vez son más las personas que, interesadas en un estilo de vida saludable, deciden dar una oportunidad a los colchones fabricados con materiales orgánicos.

Escogiendo colchones y almohadas de materiales naturales eliminamos de manera fácil una gran exposición a químicos […]

By |febrero 8th, 2017|Colchones @es|0 Comments

Las diferencias entre un colchón de látex natural y uno de látex sintético

En el sector del descanso es habitual que aparezca el látex, pero pocas veces se habla de los tipos de látex que puede contener un colchón; que son principalmente dos, el natural y el sintético.

El látex sintético proviene del petróleo, sus principales componentes son el butadieno y el estireno. Los colchones con un núcleo de látex sintético son perfectamente viables para lograr un buen descanso, pero nunca llegan a proporcionar el confort que aporta el látex natural, con respecto a la suavidad, la textura, el aroma, la elasticidad o la adaptabilidad.

Ahora bien, hay personas que prefieren el látex sintético antes que el natural, ya que el primero tiene una consistencia más firme, a diferencia del natural que es más blando. Ecomatalasser utiliza latex natural importado de Alemania. Nos puedes encontrar en Biocultura Barcelona, Madrid o Valencia, donde podrás ver i comprobar los beneficios de nuestros productos artesanales
Otro rasgo diferenciador entre ambos materiales es el color. El color del látex sintético es más blanco que el natural que amarillea.

¿Pero, de dónde y cómo se obtiene el látex natural? El látex es un jugo lechoso que se extrae del interior de varias plantas, la más habitual es la Hevea Brasiliensis. Después de hacer un corte oblicuo en un tercio del diámetro de la corteza del árbol, éste se vierte en cubos. Seguidamente, el látex pasa por un tratamiento y se convierte en una materia elástica, pero también esponjosa, suave y ecológica, de la que estará hecha el núcleo o los acolchados del colchón.

Un colchón de látex podrá ser identificado por el fabricante o comerciante como de “látex natural” si el porcentaje de éste es igual o supera el 85%. En el resto de casos, sólo se podrá […]

By |febrero 1st, 2017|Ecomatalasser|0 Comments

El reciclaje del colchón

De visco elástico, de muelles, de espuma, de hielo, de látex, de visco látex… la oferta de colchones es muy amplia. En general, sin embargo, todos ellos tienen en común que están fabricados a partir de materiales de naturaleza artificial y contaminante.

Por ello, el reciclaje de colchones se convierte en un problema. Su renovación recomendada es de 10 años, concretamente la media española es de 12,5 años, por lo tanto cada uno de nosotros genera cada 10-15 años entre 10 y 20 kg de residuos en forma de colchón. Por este motivo es muy importante la concienciación sobre la reutilización de los materiales que conforman este elemento indispensable de nuestros hogares. En primer lugar, si el colchón todavía se encuentra en buen estado la primera opción a tener en cuenta es reutilizarlo y darlo a alguien que le haga servicio o venderlo.
En caso de que sea viejo, el mismo fabricante puede llevárselo cuando te lleven el nuevo en casa. Así, los diferentes materiales de fabricación del mismo, podrán utilizarse para otros usos alternativos: la espuma para aislamientos, la madera para astillas para quemar, el tejido de algodón para filtros industriales y los muelles de metal se pueden fundir y volver a hacer otros nuevos.

Si ninguna de estas opciones te ha hecho el peso y lleváis una parte de artista en vosotros, también podéis optar por utilizar los colchones viejos para crear obras de arte. ¿Un ejemplo? Lo que hace la artista francesa, Lor-K en las calles de París. El proyecto artístico de esta francesa que lleva el nombre de “Eat me”, consiste en transformar los colchones y telas abandonadas en la basura o en las calles de la ciudad en piezas de comida con un […]

By |enero 25th, 2017|Recomendaciones|0 Comments

Las 10 recomendaciones que debes seguir para dormir bien

Cerca de una cuarta parte de las personas adultas no descansan lo suficiente. Por eso desde el Ecomatalasser os proponemos algunas recomendaciones que los expertos consideran básicas para facilitar el sueño y descansar bien.

1. La ventilación. Hay que airear y ventilar nuestra habitación cada día unos 10 minutos. Una habitación limpia, ventilada y con una temperatura adecuada nos permite sentirnos más confortables.
2. En invierno, baja la calefacción. Para una buena noche de sueño, asegúrate de que tu habitación se encuentre suficientemente fresca. De esta manera, el ambiente estará en sincronía con la temperatura interna de tu cuerpo (que naturalmente suele bajar durante las noches). La temperatura ideal para dormir está entre 19 y 26 grados,
3. Comer. Evita los estimulantes, como las bebidas con cafeína, antes de dormirte. Las cenas copiosas favorecen la pesadez y también dificultan el sueño. Los expertos recomiendan cenar al menos 90 minutos antes de acostarse.
4. Evitar el alcohol. Se ha demostrado que el alcohol interfiere con los biorritmos naturales del cuerpo, ocasionando que la presión arterial suba y el ritmo cardíaco acelere, cuando por la noche el cuerpo debe relajarse. Trata de eliminar el alcohol dentro de las dos o tres horas previas a dormirte.
5. Ropa. Usa piezas preferiblemente amplias y de algodón 100%.
6. Televisión e Internet. Evita ver películas o escenas que crean tensión emocional antes de irte a la cama.
7. Hora. Procura irte a la cama siempre a la misma hora. Los patrones de conducta contribuyen a mejorar el sueño.
8. Ducha. Toma un baño o ducha relajante con agua caliente o templada antes de acostarse.
9. Colchón. Elige un colchón que se adapte a tu peso y tu altura. Renuévalo si ya ha cumplido diez años.
10. Rutina relajante. Una actividad […]

By |enero 18th, 2017|Recomendaciones|0 Comments

Las posiciones de la pareja a la hora de dormir

La postura en la que duerme una pareja en la cama y la separación entre las dos personas determina el grado de felicidad y plenitud que hay en la relación. Esto es lo que se desprende de una investigación liderada por el equipo del psicólogo Richard Wiseman. Así pues, al parecer nuestras posturas mientras dormimos revelan y significan mucho más de lo que nos imaginamos.

Wiseman estudió los hábitos de 1.100 personas en esta área y las conclusiones a las que llegó son las siguientes: la mayoría de parejas (el 42%) suelen dormir dándose la espalda, el 34% duerme tocándose o cogidos, el 31% lo hace mirando hacia la misma dirección y sólo el 4% duerme cara a cara.

El estudio, que se basa en las ideas ya desarrolladas por el psiquiatra Samuel Dunkell, establece que las parejas más felices y llenas son aquellas que duermen cara a cara y tocándose. Así pues, la investigación añade que las parejas que duermen a una distancia de, al menos, 75 centímetros no son felices en su relación.

Además, el informe de Wiseman asegura que las personas más extrovertidas son aquellas que optan por dormir cerca de su pareja y las más creativas suelen escoger poder dormir en el lado izquierdo de la cama.
¿Qué os parece, cuál es vuestro caso?

By |enero 11th, 2017|Recomendaciones|0 Comments