Nuestra casa es un lugar sagrado. En ella nos sentimos protegidos y resguardados de todo lo que nos acecha en el mundo exterior. En ella comenzamos el día y lo acabamos. Y lo que es más importante; en ella pasamos las horas más trascendentales del día mientras reponemos fuerzas para afrontar la jornada siguiente. Es un hecho, nuestro hogar es probablemente el lugar del planeta que más nos importa. Y si es así, ¿por qué no mejorarlo? Y no nos referimos a hacerlo más bonito gracias a unos muebles de diseño. O a convertirlo en más lujoso a través de un televisor gigante de última generación. Nos referimos a hacerlo más sostenible.

Quizás creas que este puede ser un objetivo complicado. Qua para convertir tu casa en un espacio más ecológico debes llevar a cabo una serie de inacabables tareas. Pero lo cierto es que no es así. Para hacer de tu hogar un lugar más respetuoso con el medio ambiente basta con seguir unos sencillos consejos que te aportarán numerosos beneficios tanto a ti como al planeta.

Bombillas de bajo consumo

Para convertir tu casa en un lugar más ecológico lo primero que debes hacer es cambiar las bombillas normales por unas que sean de bajo consumo. Este tipo de bombillas tiene un consumo energético mucho más reducido que las tradicionales y además pueden llegar a iluminar con la misma intensidad tras unos minutos en que aumentan su potencia gradualmente. Es cierto que las bombillas de bajo consumo suelen ser más caras que las normales, pero a medio/largo plazo salen rentables ya que duran más.

Ventanas con doble o triple cristal

Uno de los factores que puede provocar un mayor gasto energético en una vivienda es la calefacción o el aire acondicionado. Para evitar que nos pasemos el invierno y el verano enganchados al aparato podemos optar por colocar doble o triple cristal en todas las ventanas. De esta manera el calor o el frío que haga en el exterior afectará menos al interior y será menos complicado que consigamos mantener una temperatura agradable dentro de casa.

Plantas para un aire más saludable

Las plantas son un elemento de decoración tan vistoso como saludable para el medio ambiente. Pero ojo, no solo son una buena opción para el planeta, también a nosotros nos aportarán un beneficio muy importante. Y es que tener plantas de interior dentro de casa convertirán el aire que respiramos en más saludable para nuestros pulmones. ¿Sabes por qué? Pues debido a que estas actúan como filtros de los llamados COV (componentes orgánicos volátiles), que son sustancias que solemos respirar en la vivienda y que suelen ser nocivas para la salud.

Un único televisor y alejado de la habitación

Algunos aparatos electrónicos son prácticamente imprescindibles para nuestra vida diaria. No sería práctico deshacernos de la nevera, o vivir sin lavadora. No obstante, lo que si podemos ajustar es la presencia de otro tipo de aparatos en casa. Hoy en día son pocas las viviendas en las que únicamente encontramos un televisor. En el dormitorio, en el comedor, en la salita, en la cocina… ¡hay teles por todas partes! Con una hay más que suficiente para distraerse y de ese modo ahorraríamos una cantidad de energía importante. No hace falta decir que la habitación en la que durmamos debe ser un espacio libre de radiaciones eléctricas. Ni televisión, ni ordenador, ni tablet, ni móvil… cuanto más alejados estén estos dispositivos de nuestra cama más beneficioso será nuestro descanso.

Empezar a realizar cambios en casa no es fácil. Pero en este caso son modificaciones que tendrán una repercusión positiva en nuestra salud y en el planeta. Desde Ecomatalasser te recomendamos que pruebes a llevarlas a cabo y quien sabe… quizás con el tiempo acabes convirtiendo tu hogar en un espacio completamente sostenible y respetuoso con el medio ambiente.